"Yo no he muerto en México" (novela)

lunes, 8 de marzo de 2021

NOVEDADES





Este blog ha estado durante algo más de dos años inactivo y lo voy a recuperar con la buena noticia de la publicación de mi cuarta novela, que esta semana se pone a la venta. El abandono del blog nunca fue definitivo, pero diversos motivos han afectado periódicamente a mi motivación para continuar. El confinamiento del año pasado fue, tal vez, un momento ideal para retomarlo, pero me inhibí por el riesgo, seguramente excesivo, de parecer oportunista rentabilizando la actualidad sin ofrecer realmente nada original.

Ignoro si aún me quedan lectores, por lo que esta entrada tiene algo de mensaje en una botella. De cualquier modo, si alguien está preocupado, diré que la pandemia no me golpeó de manera especialmente dura. Tiempo habrá de dar explicaciones y de interpretar los hechos; ahora mismo se habla mucho del tema y todavía no sé si puedo aportar algo mejor que un prudente silencio. Por lo demás, me tienta la idea de crear un diario con una fecha límite, a modo de experimento; veremos si soy capaz.

Quién iba a pensar que después del delirante procés, que parecía el acontecimiento traumático de la década, iba a llegar un shock superior. Pero la ventaja que tenemos los pesimistas es que nos sorprendemos menos con estas convulsiones porque el desengaño crónico nos tiene preparados.

En cuanto a la novela, los lectores perseverantes de este blog habrán notado que se trata, sustancialmente, de la misma novela que publiqué hace años por entregas aquí, aunque la he pulido y remasterizado. Algún día espero poder explicar los avatares de esta novela, que tienen muchos más detalles y alguna que otra controversia personal. La publicación se ha retrasado también unos meses por culpa de la pandemia, pero al menos eso me ha permitido coincidir en el tiempo con la novela de mi hermano, que anuncié aquí hace unos días y que recomiendo mucho más que la mía.

Seguimos. 



5 comentarios:

  1. Gracias por volver, Pablito. Aquí y allá.

    ResponderEliminar
  2. ¿Cuánta gente te llama Pablito, vamos a ver? Que yo sepa (pero vamos, tú lo sabrás mejor, eh? Que igual tu madre también) así te llamábamos mi hermana y yo. Ergo sólo quedo yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha gente me llama Pablito, en especial los mexicanos. Pero ya te ubico.

      Eliminar